Estamos previniendo el
desperdicio de alimentos
en Mexico
Estamos previniendo el desperdicio de alimentos en México
Estamos previniendo el
desperdicio de alimentos
en México

slider4
slider4

.

¿Por qué el PACTO POR LA COMIDA ?
¿Por qué el PACTO POR LA COMIDA ?

.

El hambre en el mundo continua en aumento, al igual que la perdida y desperdicio de alimentos(PDA) causando graves impactos sociales, ambientales y económicos. Mientras más de un tercio de todos los alimentos producidos se pierden o se desperdician, mas de 820 millones de personas no tienen que comer cada dia. Ante este desafío, todos tenemos un papel que desempeñar en la reducción de la pérdida y el desperdicio de alimentos (PDA), no solo por la comida sino por los recursos que se requieren para producirlos.


Derivado de esta grave situación, se reconoce ampliamente la
necesidad de promover cambios en los esquemas de producción, distribución, manufactura, venta y consumo de alimentos y bebidas para evitar su perdida y desperdicio.


Con base en este desafío es que las Naciones Unidas estableció el Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS 12.3) el cual se enfoca en promover la producción y consumo sustentable para asi disminuir la PDA a nivel global.
Los consumidores, por su parte, cada vez se preocupan más por estos temas y organismos internacionales como la FAO, el Banco Mundial y la Agencia de Estándares de Alimentos, han publicado recientemente que el desperdicio de alimentos es uno de los problemas del desarrollo que debe ser atendidos.
¿Por qué el PACTO POR LA COMIDA ?
El hambre en el mundo continua en aumento, al igual que la perdida y desperdicio de alimentos (PDA) causando graves impactos sociales, ambientales y económicos. Mientras más de un tercio de todos los alimentos producidos se pierden o se desperdician, mas de 820 millones de personas no tienen que comer cada dia. Ante este desafío, todos tenemos un papel que desempeñar en la reducción de la pérdida y el desperdicio de alimentos (PDA), no solo por la comida sino por los recursos que se requieren para producirlos.

Derivado de esta grave situación, se reconoce ampliamente la necesidad de promover cambios en los esquemas de producción, distribución, manufactura, venta y consumo de alimentos y bebidas para evitar su perdida y desperdicio. Con base en este desafío es que las Naciones Unidas estableció el Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS 12.3) el cual se enfoca en promover la producción y consumo sustentable para asi disminuir la PDA a nivel global.

Los consumidores, por su parte, cada vez se preocupan más por estos temas y organismos internacionales como la FAO, el Banco Mundial y la Agencia de Estándares de Alimentos, han publicado recientemente que el desperdicio de alimentos es uno de los problemas del desarrollo que debe ser atendidos.
En el caso de México, los volúmenes de PDA son alarmantes conforme a lo revelado en un estudio del Banco Mundial: Cada año, más del 37% de alimentos producidos en México se pierden o desperdician, mientras 25 millones de mexicanos padecen inseguridad alimentaria, y mas de 8 millones sufren de hambre crónica.
En el caso de México, los volúmenes de PDA son alarmantes conforme a lo revelado en un estudio del Banco Mundial: Cada año, más del 37% de alimentos producidos en México se pierden o desperdician, mientras 25 millones de mexicanos padecen inseguridad alimentaria, y mas de 8 millones sufren de hambre crónica.
Asimismo, se concluye que esta PDA produce mas de 36 millones de toneladas de CO2 (lo que sería equivalente a las emisiones de gases de efecto invernadero emanadas por mas de 15 millones de vehículos o bien, la combinación de la flota vehicular de la zona metropolitana de la Ciudad de México, el estado de Jalisco, y el estado de Nuevo León).
Por otra parte, 40 millones de m3 de agua se pierden en producir los alimentos que se no se consumen cada año. Si estos recursos hídricos no se desperdiciaran, se podría abastecer a toda la población de México por 2.4 años. Adicionalmente mas del 15% de la tierra cultivable en México es utilizada para producir los alimentos que no será consumidos. Todo esto se traduce en que la PDA tiene un costo para el país mayor al 2.5 porciento de su producto interno bruto.
En el caso de México, los volúmenes de PDA son alarmantes conforme a lo revelado en un estudio del Banco Mundial: Cada año, más del 37% de alimentos producidos en México se pierden o desperdician, mientras 25 millones de mexicanos padecen inseguridad alimentaria, y mas de 8 millones sufren de hambre crónica.

.

Asimismo, se concluye que esta PDA produce mas de 36 millones de toneladas de CO2 (lo que sería equivalente a las emisiones de gases de efecto invernadero emanadas por mas de 15 millones de vehículos o bien, la combinación de la flota vehicular de la zona metropolitana de la Ciudad de México, el estado de Jalisco, y el estado de Nuevo León).
Asimismo, se concluye que esta PDA produce mas de 36 millones de toneladas de CO2 (lo que sería equivalente a las emisiones de gases de efecto invernadero emanadas por mas de 15 millones de vehículos o bien, la combinación de la flota vehicular de la zona metropolitana de la Ciudad de México, el estado de Jalisco, y el estado de Nuevo León).

.

Por otra parte, 40 millones de m3 de agua se pierden en producir los alimentos que se no se consumen cada año. Si estos recursos hídricos no se desperdiciaran, se podría abastecer a toda la población de México por 2.4 años. Adicionalmente mas del 15% de la tierra cultivable en México es utilizada para producir los alimentos que no será consumidos. Todo esto se traduce en que la PDA tiene un costo para el país mayor al 2.5 porciento de su producto interno bruto.

.

.

.

Por otra parte, 40 millones de m3 de agua se pierden en producir los alimentos que se no se consumen cada año. Si estos recursos hídricos no se desperdiciaran, se podría abastecer a toda la población de México por 2.4 años. Adicionalmente mas del 15% de la tierra cultivable en México es utilizada para producir los alimentos que no será consumidos. Todo esto se traduce en que la PDA tiene un costo para el país mayor al 2.5 porciento de su producto interno bruto.

.


Ante este trasfondo, es que a pedido del gobierno de México, el Banco Mundial elabora el Marco Conceptual para una Estrategia Nacional para la PDA en donde se identifican varias medidas clave incluyendo la necesidad de implementar acuerdos voluntarios. Con el apoyo financiero del Roddennbury Foundation y de P4G y el respaldo de BAMX, WRAP y RPM Sustanability Consulting es que el Pacto por la Comida para reducir la PDA en México se hace realidad, siendo el primer acuerdo voluntario en América Latina.




Bajo el contexto del Pacto por la Comida, se presentan oportunidades para los negocios a lo largo de la cadena de alimentos – del campo a la mesa – para combatir el desperdicio de alimentos, mejorar las ganancias, recuperar y distribuir alimentos a los más necesitados, atender los riesgos de abastecimiento, proveer soluciones innovadoras, ser más competitivo, y desarrollar productos de calidad que generen bajos impactos.

.

.


Ante este trasfondo, es que a pedido del gobierno de México, el Banco Mundial elabora el Marco Conceptual para una Estrategia Nacional para la PDA en donde se identifican varias medidas clave incluyendo la necesidad de implementar acuerdos voluntarios. Con el apoyo financiero del Roddennbury Foundation y de P4G y el respaldo de BAMX, WRAP y RPM Sustanability Consulting es que el Pacto por la Comida para reducir la PDA en México se hace realidad, siendo el primer acuerdo voluntario en América Latina.



Bajo el contexto del Pacto por la Comida, se presentan oportunidades para los negocios a lo largo de la cadena de alimentos – del campo a la mesa – para combatir el desperdicio de alimentos, mejorar las ganancias, recuperar y distribuir alimentos a los más necesitados, atender los riesgos de abastecimiento, proveer soluciones innovadoras, ser más competitivo, y desarrollar productos de calidad que generen bajos impactos.

.


Ante este trasfondo, es que a pedido del gobierno de México, el Banco Mundial elabora el Marco Conceptual para una Estrategia Nacional para la PDA en donde se identifican varias medidas clave incluyendo la necesidad de implementar acuerdos voluntarios. Con el apoyo financiero del Roddennbury Foundation y de P4G y el respaldo de BAMX, WRAP y RPM Sustanability Consulting es que el Pacto por la Comida para reducir la PDA en México se hace realidad, siendo el primer acuerdo voluntario en América Latina.



Bajo el contexto del Pacto por la Comida, se presentan oportunidades para los negocios a lo largo de la cadena de alimentos del campo a la mesa para combatir el desperdicio de alimentos, mejorar las ganancias, recuperar y distribuir alimentos a los más necesitados, atender los riesgos de abastecimiento, proveer soluciones innovadoras, ser más competitivo, y desarrollar productos de calidad que generen bajos impactos.
En esta perspectiva, el Pacto por la Comida, se enfoca en los grandes desafíos que conlleva el reducir las pérdidas y desperdicio de alimentos en México (PDA). El Pacto trabaja de la mano y de manera transversal con toda la cadena de alimentos: producción, manufactura, distribución y consumo de alimentos y bebidas. En conjunto con empresas nacionales y transnacionales, negocios, asociaciones comerciales y entidades sectoriales, instituciones públicas (locales y nacionales), grupos de consumidores y con cualquier portador de interés, se buscan compromisos compartidos y alcanzables.


Con base en una metodología comprobada basada en mediciones y grupos de trabajo, los actores involucrados fijan metas y objetivos, buscan soluciones acordadas y consensadas voluntariamente y actúan dentro y fuera de sus empresas, para lograr en conjunto la ambiciosa meta del Pacto: reducir de un 50% en 10 años las pérdidas y desperdicio de alimentos en México.
En esta perspectiva, el Pacto por la Comida, se enfoca en los grandes desafíos que conlleva el reducir las pérdidas y desperdicio de alimentos en México (PDA). El Pacto trabaja de la mano y de manera transversal con toda la cadena de alimentos: producción, manufactura, distribución y consumo de alimentos y bebidas. En conjunto con empresas nacionales y transnacionales, negocios, asociaciones comerciales y entidades sectoriales, instituciones públicas (locales y nacionales), grupos de consumidores y con cualquier portador de interés, se buscan compromisos compartidos y alcanzables.

Con base en una metodología comprobada basada en mediciones y grupos de trabajo, los actores involucrados fijan metas y objetivos, buscan soluciones acordadas y consensadas voluntariamente y actúan dentro y fuera de sus empresas, para lograr en conjunto la ambiciosa meta del Pacto: reducir de un 50% en 10 años las pérdidas y desperdicio de alimentos en México.
En esta perspectiva, el Pacto por la Comida, se enfoca en los grandes desafíos que conlleva el reducir las pérdidas y desperdicio de alimentos en México (PDA). El Pacto trabaja de la mano y de manera transversal con toda la cadena de alimentos: producción, manufactura, distribución y consumo de alimentos y bebidas. En conjunto con empresas nacionales y transnacionales, negocios, asociaciones comerciales y entidades sectoriales, instituciones públicas (locales y nacionales), grupos de consumidores y con cualquier portador de interés, se buscan compromisos compartidos y alcanzables.

Con base en una metodología comprobada basada en mediciones y grupos de trabajo, los actores involucrados fijan metas y objetivos, buscan soluciones acordadas y consensadas voluntariamente y actúan dentro y fuera de sus empresas, para lograr en conjunto la ambiciosa meta del Pacto: reducir de un 50% en 10 años las pérdidas y desperdicio de alimentos en México.
NUESTRA VISION
NUESTRA VISION
El Pacto por la Comida adopta la jerarquía de recuperación de alimentos en la cual se prioriza la prevención y reducción de las Pérdidas y Desperdicio de Alimentos (PDA) y la recuperación y redistribución de alimentos para combatir el hambre de la población.
El Pacto por la Comida adopta la jerarquía de recuperación de alimentos en la cual se prioriza la prevención y reducción de las Pérdidas y Desperdicio de Alimentos (PDA) y la recuperación y redistribución de alimentos para combatir el hambre de la población.
¿Que hacemos ?

.

¿Que hacemos ?
El Pacto por la Comida – 2030 es un acuerdo voluntario ambicioso que pretende reunir a organizaciones a lo largo de la cadena de alimentos -desde los productores hasta los consumidores– para lograr que los sistemas de producción y consumo de alimentos y bebidas sean más sostenibles y así evitar las pérdidas y desperdicio de alimentos (PDA).
Trabajamos dentro del marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas e impulsamos a que las empresas participantes puedan contribuir en alcanzar las metas de producción y consumo responsable (ODS 12.3) y de hambre cero (ODS 2.0). Buscamos aliados y empresas comprometidas con el futuro del planeta en los ámbitos medioambiental, social y económico.
El Pacto por la Comida – 2030 es un acuerdo voluntario ambicioso que pretende reunir a organizaciones a lo largo de la cadena de alimentos -desde los productores hasta los consumidores– para lograr que los sistemas de producción y consumo de alimentos y bebidas sean más sostenibles y así evitar las pérdidas y desperdicio de alimentos (PDA).
Trabajamos dentro del marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas e impulsamos a que las empresas participantes puedan contribuir en alcanzar las metas de producción y consumo responsable (ODS 12.3) y de hambre cero (ODS 2.0). Buscamos aliados y empresas comprometidas con el futuro del planeta en los ámbitos medioambiental, social y económico.
Trabajamos con organizaciones a lo largo de la cadena de alimentos incluyendo negocios, asociaciones comerciales y entidades sectoriales, gobiernos locales y nacionales y finalmente con los propios consumidores. En este sentido las empresas participantes se comprometen a establecer metas, a medir su progreso y a actuar.

Buscamos posicionar el tema de la reducción de Pérdidas y Desperdicio de Alimentos (PDA) en la agenda pública y en el día a día de cada persona, abarcando, de manera transversal, todos los actores involucrados en la cadena de producción, manufactura, distribución y consumo de alimentos y bebidas para proporcionar soluciones voluntarias y compartidas.
Trabajamos con organizaciones a lo largo de la cadena de alimentos incluyendo negocios, asociaciones comerciales y entidades sectoriales, gobiernos locales y nacionales y finalmente con los propios consumidores. En este sentido las empresas participantes se comprometen a establecer metas, a medir su progreso y a actuar. Buscamos posicionar el tema de la reducción de Pérdidas y Desperdicio de Alimentos (PDA) en la agenda pública y en el día a día de cada persona, abarcando, de manera transversal, todos los actores involucrados en la cadena de producción, manufactura, distribución y consumo de alimentos y bebidas para proporcionar soluciones voluntarias y compartidas.

Socios Fundadores


ALIADOS

.


(55) 35479917 y 68420665



Álvaro Obregón #213, Roma Nte.

Del. Cuauhtémoc.

C.P 06700 Ciudad de México.

.